top of page
  • Foto del escritorChus Martinez

Diseño estratégico: navegando hacia un futuro mejor

El diseño estratégico va más allá de crear productos bonitos y funcionales. Se trata de una disciplina emergente que utiliza los principios y métodos del diseño para abordar problemas complejos, difusos e interrelacionados en el mundo empresarial.


¿Qué significa esto?

En pocas palabras, el diseño estratégico nos ayuda a:

  • Mejorar la competitividad: Al comprender las necesidades de los usuarios y del mercado, podemos desarrollar soluciones innovadoras que nos hagan destacar de la competencia.

  • Fomentar la innovación: El diseño estratégico nos permite pensar de forma creativa y encontrar nuevas soluciones a los problemas tradicionales.

  • Transitar por las fronteras: El diseño estratégico no se limita a una sola área, sino que se integra con otras disciplinas como la estrategia, la ingeniería y el marketing.

  • Hacer zoom out: El diseño estratégico nos permite ver el panorama general y tomar decisiones estratégicas que impactan a toda la organización.


Capas de abstracción

El diseño estratégico trabaja en diferentes capas de abstracción, desde lo concreto hasta lo global:

  • Producto: El objeto de diseño tradicional.

  • Problema: El espacio que envuelve al producto y las necesidades que este debe satisfacer.

  • Servicio: El contexto en el que se integra el producto y la experiencia que ofrece al usuario.

  • Negocio: La viabilidad económica del producto y del servicio.

  • Sistema: La interrelación de los componentes dentro de un ecosistema.

  • Futuro: La toma de decisiones estratégicas para un futuro incierto.


En resumen, el diseño estratégico es una herramienta poderosa que nos ayuda a navegar por un mundo complejo y cambiante. Al utilizar los principios y métodos del diseño, podemos crear soluciones innovadoras que nos permitan alcanzar nuestros objetivos de negocio y construir un futuro mejor.


Para practicar el diseño estratégico, necesitamos adoptar una visión holística y sistémica, que tenga en cuenta las múltiples dimensiones y relaciones que conforman la realidad. También necesitamos ser flexibles y creativos, capaces de adaptarnos y aprender de la experiencia. Y, por supuesto, necesitamos colaborar con otros actores, que aporten sus conocimientos, perspectivas y habilidades.


El diseño estratégico es, en definitiva, una forma de hacer las cosas mejor, con más sentido y más impacto. ¿Te animas a probarlo?

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page